jueves, 8 de diciembre de 2016

DONALD TRUMP: Nuevo Constantino del siglo XXI?



David Criollo


He visto con mucha frecuencia, hermanos en la fe y páginas cristianas exaltar las intenciones del recientemente electo como presidente de los Estados Unidos; Donald Trump. 

Entre las muchas cosas que he leído, se dice que este hombre le regresará la autoridad y la posición de la iglesia. 






LA VEZ QUE ESO OCURRIÓ EN LA HISTORIA FUE POR MEDIO DE CONSTANTINO EN EL SIGLO IV, Y LOS QUE CONOCEN LA HISTORIA SABEN QUE HA SIDO UNO DE LOS MAS GRANDES DESTRUCTORES DEL CRISTIANISMO PRIMITIVO. 



Aquí una breve reseña histórica de los efectos terribles de la obra de aquel emperador romano:


CONSTANTINO INTENTA "CRISTIANIZAR" EL IMPERIO ROMANO

Desde el tiempo del emperador Nerón del primer siglo, no había ninguna dinastía permanente de emperadores romanos. Al contrario, un emperador reinaba un tiempo y luego era derrotado por otro. En el año 306 d. de J.C., cuatro rivales compartían la autoridad imperial de Roma. Severo reinaba sobre Italia y África del Norte. Constantino reinaba en Bretaña y Galia. Dos otros compartían el imperio oriental. Cuando Severo fue destronado por otro rival llamado Majencio, Constantino se declaró el único emperador legítimo del imperio occidental. Constantino era líder bastante hábil, un hombre de decisión y de acción, capaz tanto de inspirar al pueblo como también de organizarlo. Poco después de declararse el único emperador legítimo del occidente, empezó a cruzar los alpes para asaltar a Roma y destronar a Majencio. Después de ganar una serie de victorias, Constantino empezó la última fase de la marcha a Roma en el año 312. Mientras se acercaba a Roma, tuvo una experiencia que iba a tener un impacto profundo en la historia del cristianismo y del mundo entero.

Eusebio, el historiador eclesiástico, unos años después escribió de lo que Constantino relató de su experiencia aquel día. “El dijo que pasado mediodía, cuando el día empezaba a declinar, vieron sus propios ojos la señal de una cruz de luz en el cielo, arriba del sol, en la que estaba esta inscripción: ‘Por esta señal, vencerás’.”[5] Constantino dijo que después tuvo un sueño en que Cristo le dijo que hiciera un estandarte militar en la forma de una cruz. Este estandarte le brindaría protección en todas las batallas contra sus enemigos. Guiado por estas experiencias, Constantino ordenó que le hicieran un estandarte especial. Tenía una lanza dorada vertical,cruzada por una barra horizontal—para formar una cruz. Una corona de oro, adornada con joyas, estaba colocada encima de la barra transversal, y debajo estaban escritas las iniciales de Jesucristo.

Llevando este estandarte a la batalla, los ejércitos de Constantino vencieron completamente a los ejércitos de Majencio,cerca del puente Milvio, como tres kilómetros fuera de la ciudad de Roma. Así es que cuando Constantino se hizo el único emperador del imperio occidental, atribuyó su victoria al Dios delos cristianos. La relación de Constantino desde este momento con la iglesia se puede entender sólo si se entiende la relación que los emperadores romanos siempre habían tenido con la religión de sus súbditos. Los romanos siempre eran muy religiosos, y siempre atribuían su éxito y prosperidad a los dioses que los bendecían. La religión en el imperio romano era asunto público, y siempre se entrelazaba con el estado. Oraciones y sacrificios se hacían a los dioses en las fiestas del pueblo, y la adoración a los dioses en estas ocasiones se consideraba la obligación de todo patriota. Ofender alos dioses era delito contra el estado.[6] Constantino creyó que en verdad el Dios de los cristianos le había dado la victoria, y que ese mismo Dios protegería siempre al imperio... con tal que los emperadores le adoraran y la iglesia le fuera fiel. Por esta razón, Constantino empezó a colmar de bendiciones a la iglesia y a sus líderes. Uniéndose con el emperador del oriente, promulgó el edicto de Milán en 313. Este edicto afirmó: “[Resolvemos] otorgar tanto a los cristianos y a todos los hombres la libertad de seguir la religión de su conciencia, para que todas aquellas deidades celestiales que existieran puedan inclinarse a nuestro favor y al favor de todos aquellos que viven bajo nuestro gobierno.”[7]

Notemos que Constantino no hizo del cristianismo la única religión oficial del imperio romano. Sencillamente reconoció que la religión cristiana era una religión legítima igual a las demás religiones del imperio. Con todo, el cristianismo ahora era la religión del mismo emperador, y por eso gozaba de más prestigio que las religiones paganas. Muchos templos de la iglesia se habían destruido en la persecución que hubo antes de que ascendiera Constantino al trono. Por eso Constantino ordenó que los volvieran a construir, pagando los gastos del cofre público. También empezó a pagar a los ancianos de la iglesia un salario con dinero estatal, e hizo leyes que eximieron a los líderes de la iglesia de cualquier servicio obligatorio del estado. Esto hizo Constantino porque quería que los obispos y diáconos dedicaran su tiempo y energías a sus congregaciones. Creía que una iglesia próspera aseguraba la bendición de Dios sobre el imperio.[8] Constantino también levantó a los cristianos a posiciones prominentes en su gobierno y escogió a muchos de sus ministros de estado de entre los cristianos. Hasta pidió que los obispos cristianos acompañaran a sus ejércitos a las batallas para que tuvieran la bendición de Dios.[9]


CONSTANTINO COMIENZA A DERRUMBAR LOS MUROS QUE SEPARABAN LA IGLESIA DEL MUNDO 

Por dos siglos y medio, el cristianismo había cambiado muy poco. Cuatro muros altos lo habían protegido de grandes cambios. Pero el muro de más afuera, el muro de un espíritu muy conservador que no permitía ningún cambio, ahora era amenazado. Antes de esto, cualquier doctrina o práctica nueva se había rechazado de inmediato por los líderes de la iglesia. Pero después de la “conversión” de Constantino, la iglesia empezó a examinar de nuevo su actitud que condenaba cualquier cambio como la introducción del error.

Por ejemplo, la iglesia siempre había dicho que era práctica hereje pagar un salario a sus obispos y ancianos. Pero cuando Constantino ofreció pagar los salarios, la iglesia reconsideró su posición y decidió aceptar la oferta. La iglesia empezó a decir que una nueva era había amanecido para el cristianismo, y que las normas antiguas ya no tenían que seguirse. Muchos cristianos ahora decían que Dios mismo había cambiado las normas. Eusebio escribió: “Tiene que tomar en cuenta todo aquel que considera afondo estos hechos que ha aparecido una era nueva y distinta en la historia de la iglesia. Una luz antes de esto desconocida ha comenzado a alumbrar en las tinieblas de la raza humana. Y todos tenemos que confesar que estas cosas son sólo la obra de Dios,quien levantó a este emperador piadoso para contrarrestar la multitud de los incrédulos.”[10]

Cuando describe como Constantino invitó a los líderes de la iglesia a sus cámaras privadas para que se socializaran con él, Eusebio se parece más a un niño ingenuo que a un líder formal de la iglesia: “Los hombres de Dios entraron sin temor en las cámaras reales más privadas. Allí comían algunos a la misma mesa del emperador, y otros se reclinaban en los divanes a ambos lados.Uno hubiera podido pensar que se formaba un cuadro del reino de Cristo dado en figuras—un sueño más bien que la realidad.”[11]

El muro exterior que había protegido a la iglesia ya estaba roto.Ya no creían más los cristianos que cualquier cambio los involucraría en el error. Al contrario, la iglesia empezó a creer que el cambio podía traer un mejoramiento. Decían que tal vez el cristianismo de los apóstoles no era la cumbre del cristianismo,sino sólo el principio. Hasta empezaron a creer que Dios ahora podía dar nuevas revelaciones. Los cristianos ahora creían que la profecía de Hageo acerca del templo que edificaba Zorobabel podía aplicarse a la iglesia: “La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera”[12]

(Hageo 2.9). Según ellos, la iglesia estaba por alcanzar nuevas cumbres.


LA IGLESIA AMIGA DE LA MUNDANALIDAD

El próximo muro que empezó a derrumbarse era él de la separación con el mundo, y éste pronto se destruyó por completo. La iglesia era como una joven ingenua enamorada con un novio nuevo. El mundo quiso la amistad de la iglesia, y la iglesia no vio ningún inconveniente en tal amistad. Por primera vez en la historia, ser cristiano daba prestigio social. Y hasta preferencia se daba a los cristianos cuando se escogían a los oficiales del estado. Sin embargo, esta amistad con el mundo corrompió el corazón de la iglesia. Cuando Constantino comenzó a hacer leyes para cristianizar a la sociedad, pronto desapareció la distinción entre los cristianos y los mundanos. Antes de eso, había muy poco que atraía a un incrédulo a la iglesia sino sólo la fe en Dios. Los que se convertían en la prosperidad se probaban en los tiempos de persecución, y si no eran sinceros, se salían de la iglesia. Pocas personas no regeneradas en realidad se atrevían a quedarse en la iglesia. Pero ahora que el cristianismo daba prestigio social,muchos entraban en la iglesia. Muy pronto, el nombre “cristiano”no significaba nada. Sólo indicaba que una persona afirmaba mentalmente que aceptaba el credo cristiano y que había recibido los sacramentos de la iglesia.

Tan pronto como la iglesia se hizo amiga del mundo, empezó a actuar como el mundo. Esto no se podía evitar, ya que el mundo no puede actuar como Dios lo quiere. Actuar como Dios lo quiere,requiere el poder de Dios. Y la muchedumbre no regenerada,aunque llamados cristianos, no tuvieron el poder de Dios. Además,ni desearon actuar según la voluntad de Dios, ya que la voluntad de Dios exige mucha paciencia, la voluntad de sufrir, y una plena confianza en él.

El evangelismo por medio de arquitectura deslumbrante Al principio, los cristianos celebraban sus cultos en casas privadas (Romanos 16.5). Cuando las congregaciones crecían,convertían casas en salones de reunión y los llamaban “casas de oración”. Nadie se atraía a la iglesia primitiva por la arquitectura de sus templos, sino por las enseñanzas y las vidas piadosas del pueblo que constituía la iglesia. Sin embargo, Constantino razonó que más personas serían atraídas al cristianismo si los templos fueran más impresionantes. Por esto, con dinero del estado, él edificó templos deslumbrantes que competían en magnificencia con los templos paganos. Los nuevos templos tenían columnatas impresionantes y techos abovedados. Muchos de ellos tenían hasta fuentes de agua y pisos elegantes de mármol. Constantino quería que ningún pagano pasara por un templo cristiano sin que se despertara en él el deseo de mirar por dentro.[15] Su idea resultó muy bien. Los paganos se atraían a los nuevos templos magnificentes y como resultado, millares de ellos “se convirtieron”.

En vez de llevar la cruz, los cristianos ahora vendían la cruz.

Pronto la madre de Constantino, Elena, se aprovechó de las circunstancias. Hizo un viaje a Jerusalén y dijo haber descubierto el sepulcro de Jesús. Dijo además que halló tres cruces dentro del sepulcro, pero que no sabía cuál era de Jesús. Así es que llevó lastres cruces a una mujer mortalmente enferma, quien al tocar la cruz de Jesús se curó.[16] Así comenzó una ola de manía por las reliquias.Dentro de poco, las reliquias aparecían por todos lados: los huesos de los profetas, los trozos de la cruz, alguna prenda del vestido de los apóstoles, y otras cosas más. Millares de personas testificaron haberse curado de sus enfermedades por tocar a tales reliquias, o aun por sólo verlos. Y en poco tiempo, los negociantes estaban haciendo buenas ganancias, vendiendo tales reliquias supersticiosas.

La vía para alcanzar el corazón del pagano es a través de su estómago.

El pueblo de Roma no se deleitaba en ninguna otra cosa tanto como en los banquetes. La iglesia primitiva había tenido la costumbre de recordar a los mártires de la iglesia cada año en el aniversario de su muerte con una “comida fraternal” y un culto conmemorativo. Ahora algunos cristianos innovadores se dieron cuenta de que podrían atraer a los incrédulos a la iglesia si estas comidas fraternales fueran convertidas en fiestas para todo el pueblo. La idea resultó muy bien, y muchos pueblos enteros “se convirtieron” al cristianismo de esta manera.


LAS NÓMINAS DE LAS IGLESIAS CRECÍAN

Habiendo aceptado el hacer cambios, ¿cómo podía la iglesia saber si Dios aprobaba los cambios? La respuesta era fácil: para ellos el crecimiento indicaba la bendición de Dios. El cristianismo había crecido rápidamente por los primeros tres siglos, pero después de la conversión de Constantino la iglesia creció bastante de la noche a la mañana. Para el tiempo del edicto de Milán (313d. de J.C.), probablemente una décima parte del imperio romano se había convertido al cristianismo. Pero eso había llevado casi trescientos años. Ahora, dentro de menos de cien años después del edicto de Milán, casi todas las demás personas “se convirtieron”. La iglesia creía que este crecimiento rápido indicaba que Dios aprobaba los cambios que se estaban haciendo. Cuando aceptaron esa idea, la iglesia pronto adoptó cualquier práctica que trajera más crecimiento. Por ejemplo, introdujeron el uso de las imágenes en la iglesia, una práctica abominable para los cristianos primitivos.

Dos de los muros que habían protegido al cristianismo primitivo quedaron completamente destruidos. Sólo dos quedaron:[1] el referir los problemas a las iglesias apostólicas, y [2] la independencia de cada congregación. Sin saberlo, Constantino derribó estos dos muros restantes con un solo evento: el concilio de Nicea.


PROYECTO EFESIOS 2:20

Notas

Libro CUANDO EL CRISTIANISMO ERA NUEVO (David Bercot 2006).

1. Véase Cipriano, On the Lapsed, y Comodiano, Instruction on Christian Discipline.
2. “Y en este punto estoy indignado justamente por la tontería de Esteban (obispo de Roma), que él se jacta tanto de la ciudad de su obispado, y afirma que le pertenece la sucesión de Pedro, sobre quien los cimientos de la iglesia se colocaron.” Firmiliano, To Cipriano, (epístola74), capítulo 17.
3. Samuel Johnson, Life of Johnson por Boswell, tomo 1, p. 348.
4. Eusebio, History, tomo 8, capítulo 1.
5. Eusebio, The Life of Constantine, tomo 1, capítulo 28
.6. Véase Orígenes, Against Celsus, tomo 8, capítulos 24, 55, etc.
7. Eusebio, History, tomo 10, capítulo 5.
8. Ibid., capítulos 5, 7.
9. Eusebio, Constantine, tomo 2, capítulo 44; tomo 4, capítulo 56.
10. Ibid., tomo 3, capítulo 1.
11. Ibid., capítulo 15.
12. Eusebio, History, tomo 10, capítulo 4.
13. Sócrates, History of the Church, tomo 2, capítulo 13. Véase también tomo 1, capítulo 24.
14. Eusebio, Constantine, tomo 3, capítulos 64, 65.
15. Eusebio, History, tomo 10, capítulo 4.
16. Sócrates, History, tomo 1, capítulo 17.




Fuente: https://www.facebook.com/david.criollo.92/posts/1277124795667454




______________________________

miércoles, 7 de diciembre de 2016

El Respeto de la Esposa por su Esposo



Bautista Reformado


"Y la mujer respete a su marido" (Efesios 5:33b).

El gran deber de toda esposa es respetar a su propio esposo. Tiene también muchas otras obligaciones que son mutuas, pero ella se caracteriza por esto. Esta es su calificación principal como esposa. No importa cuanta sabiduría, erudición y gracia tenga ella, si no respeta a su esposo, no puede ser una buena esposa.





Veamos su creación: Fue hecha después del hombre, él tiene algo de honor por haber sido creado primero. “Porque Adán fue formado primero, después Eva” (1 Tim. 2:13). Fue hecha del hombre, él fue la roca en que fue formada. “Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón” (1 Cor. 11:8). Vemos aquí que no fue el hombre quien estableció este orden, sino Dios mismo. Volvamos a recordar la Caída donde escuchamos que Dios dice: “Tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti” (Gén. 3:16). En el Nuevo Testamento, el hecho que Cristo fue “hecho de mujer” pareciera alterar esta ley inviolable: “Nadie se engañe a sí mismo; si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio” (Col. 3:18). “Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos” (1 Ped. 3:1), “considerando vuestra conducta casta y respetuosa” (v. 2). “Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos” (v. 5). Volvamos al versículo inicial. Aunque sea ella muy importante, muy buena y su esposo muy malo y muy perverso su deber indispensable es respetar a su esposo… no coincide con la naturaleza ni con la decencia ponerla a la cabeza, ni más abajo ni más arriba de la costilla. Y cuando ella acepte esto, entonces cumplirá muy contenta y fácilmente su deber. Un Dios sabio así lo ha ordenado, y por lo tanto es lo mejor.

I. Para empezar: la naturaleza de este respeto.


Es un respeto auténtico, cordial y conyugal, que es característico de una mujer buena. Y yo creo que incluye lo siguiente:

  1. La esposa debe honrar y estimar a su esposo: “Todas las mujeres darán honra a sus maridos, desde el mayor hasta el menor” (Es. 1:20). Para este fin, debe contemplar todas las excelencias de su persona, sea del cuerpo o la mente, darles el valor que merecen y no considerar que todo en su esposo es negativo…A aun si su esposo es ignorante, igualmente ella debe valorar la excelencia de su posición, siendo que el Espíritu Santo lo ha descrito como “imagen y gloria de Dios” (1 Cor. 11:7). Sea como sea que él se ve a sí mismo o como sea que lo vean los demás, para su esposa es una persona sin igual. Si lo estimó cuando lo escogió, debe seguir estimándolo… La esposa debe tener en cuenta que su honor y respeto entre sus familiares y vecinos se levanta o cae según su relación con su esposo, de modo que al honrarlo a él se honra a sí misma.
  2. Este respeto es generado por el amor: Aunque el versículo enfatiza más el amor del esposo, es también deber de la mujer: “Que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos” (Tit. 2:4). Es así que Sara, Rebeca y Raquel dejaron a sus padres, amigos y a su país por puro amor hacia sus esposos… Y de hecho no hay mejor modo de aumentar el amor del esposo que el respeto de la esposa, lo cual hará que esto sea dulce y fácil.
  3. El temor [4] es el tercer ingrediente del respeto hacia el esposo que le corresponde a la esposa… el requisito es que tenga una “conducta casta y respetuosa” (1 Ped. 3:2). El uno no es suficiente sin el otro. Esto… es sencillamente un anhelo cauteloso de complacerle y prestarle atención, no sea que lo ofenda…


[4] temor – un cuidado y diligencia cautelosa, no un simple miedo cobarde.

II. Consideremos el respeto de la esposa por su esposo tal como va apareciendo en las escrituras, y particularmente en el contexto de estas palabras.


Aquí afirmo estas dos cosas:

  1. Que la esposa debe respetar a su esposo como la iglesia respeta a Jesucristo: Dice el versículo 22: “Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor” y el 24: “Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo”. Abundan los ejemplos de esto, especialmente de gente sabia y buena. El Apóstol Pablo parece decir que es el deber de la mujer sujetarse a su esposo, así como la iglesia debe sujetarse a Cristo… Dos cosas proclaman el respeto que la iglesia le debe a Cristo, a saber: (1) La cuestión de su sujeción: Esto es en todo… No es que se sujete a él en lo que a ella le plazca o que su apetito le permita, sino que cuando él lo requiere… dice el Apóstol: “así también las casadas lo estén a sus maridos en todo” (v. 24), esto es en todo lo que un poder más alto, y aun la Ley de Dios no prohíba. De hecho, si algo es inconveniente, la esposa debe razonar con tranquilidad y demostrarle sus desventajas, pero si no puede convencer y satisfacer a su esposo, a menos que haya un pecado de por medio, tiene que someter su razonamiento y su voluntad a los de él. (2) El modo de sujetarse demuestra el respeto de ella: Y esto es libre, voluntaria y alegremente. Es igual como la iglesia se entrega a la voluntad de su esposo, lo cual ha llegado a ser una de sus características “sirviendo de buena voluntad, como al Señor” (Ef. 6:7), dando a entender que la sujeción y el servicio que realizamos para el Señor es con buena voluntad. Así debe ser la sujeción de la esposa: muy libre y con muy buena voluntad, como si hubiera una misma voluntad en ambos… Por lo tanto, un espíritu contradictorio o que actúa de mala gana no corresponde a la esposa cristiana; deja una herida en el corazón de él y culpabilidad en el de ella. Porque por lo general es una señal de orgullo y engreimiento y causa zozobra en la familia, lo cual es una maldición…Si el gobierno del esposo es demasiado pesado, es mejor que ella deje que él rinda cuentas por su severidad a que ella tenga que rendir cuentas por su desprecio.
  2. La esposa tiene que respetar a su esposo así como los miembros respetan a la Cabeza. Dice Efesios 5:23: “Porque el marido es cabeza de la mujer”. Él es cabeza para influenciar y solidarizarse con ella: ese es el privilegio de ella. Él es cabeza para ocupar con dignidad esa posición y para administrar: eso es de él. ¿Y cómo puede esperar ella beneficiarse de la cabeza si no la honra? Deshonrar la cabeza de un hombre siempre se considera uno de los pecados antinaturales (1 Cor. 11:4)…Ella no tiene que contrariar los propósitos de su cabeza. Es ridículo que la cabeza vaya para un lado y la costilla para otro. Tiene ella que seguir las instrucciones y los consejos de su cabeza sin vacilar, porque los miembros no le enseñan a la cabeza para dónde ir. La apoyan, pero no la dirigen… es sabio y el deber de la esposa sujetarse a su esposo como su cabeza (excepto en casos en que la cabeza esté demente o evidencie un desorden mental).

III. Esto nos trae a las demostraciones del respeto de la esposa por el esposo, que es lo tercero que voy a describir.


Estas son:

1. De palabra: “Porque de la abundancia del corazón habla la boca” (Mat. 12:34). Si hay ese temor y respeto interior en su corazón, como Dios lo requiere, será evidente en las palabras que dice. La misma ley que se aplica al corazón en este caso, también gobierna la lengua. “Y la ley de clemencia está en su lengua” (Prov. 31:26). Y ciertamente aquí “la lengua apacible es árbol de vida”, mientras que “la perversidad de ella es quebrantamiento de espíritu” (Prov. 15:4).
Este respeto de la esposa se demuestra:

(1) En sus palabras acerca de su esposo: Las cuales siempre deben estar llenas de respeto y honra. El Apóstol menciona a Sara como ejemplo de esto: “Como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien” (1 Pedro 3:6). Este era el lenguaje de su corazón como lo dice antes Génesis 18:21. Y ninguna esposa es demasiado grande o buena como para no imitar su ejemplo en esto, hablando respetuosamente de su esposo… todas las críticas acerca de su esposo y las palabras que lo deshonran tienen infaliblemente consecuencias para su propia vergüenza; su honra y respeto se mantienen o caen juntos.

(2) Las palabras de la esposa hacia su esposo deben ser llenas de respeto. Tiene que evitar: (I) Hablar en exceso, interrumpir ridículamente a su esposo mientras él está hablando, y responder con diez palabras cuando una hubiera bastado. Porque el silencio demuestra más la sabiduría de una mujer que las palabras, y la que es sabia es de pocas palabras. Aunque parezca ser religiosa, si no controla su lengua, su religión es en vano. Y (II) ella tiene que cuidarse que sus palabras sean de calidad, es decir, humildes y respetuosas. Porque el gran deseo de la esposa debe ser “un espíritu afable y apacible”, sí, y del hombre también “es de grande estima delante de Dios” (1 Ped. 3:4). Cuando el corazón ha sido humillado por la gracia de Dios, se notará en sus palabras… ¿Acaso no ha dicho Dios “la lengua blanda quebranta los huesos” (Prov. 25:15)? Esto es más de lo que puede hacer una lengua virulenta…Le será un consuelo indescriptible en la muerte y el juicio reflexionar en las victorias que su paciencia ha logrado y con cuánta frecuencia su silencio y sus respuestas blandas han mantenido la paz… Es indudable que si la mansedumbre y el respeto no prevalecen, menos lo harán la ira y la pasión…


2. La demostración del respeto de la esposa hacia su esposo tiene que ser también de hecho. Y eso por su obediencia a sus directivas y restricciones… La esposa ha de obedecer a su esposo en todo lo que no sea contrario a la voluntad de Dios. Pero si le manda hacer algo pecaminoso según la Ley de Dios—si le pide que mienta, que dé falso testimonio o algo parecido—ella tiene que negarse modesta y resueltamente. Si le prohíbe hacer algo que, según los mandatos de Dios es un deber indispensable—si él le prohíbe orar, leer la Biblia, santificar el día del Señor o algo parecido—entonces tiene ella que “obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hech. 5:29). Pero en todos los demás casos, aunque ella puede presentarle respetuosamente a él sus razonamientos, si él sigue insistiendo, su mejor sacrificio será obedecer y hacer lo que le pide lo cual alivianará su yugo…

El hogar es el lugar que le corresponde: porque ella es la hermosura del hogar. Allí están sus ocupaciones, allí está segura… Cuando desaparecen el sol y la luna, el cielo está oscuro; y cuando tanto esposo y esposa están fuera de casa, se fomentan muchos problemas en el hogar, y ya sabemos de quién es la culpa: “Alborotadora y rencillosa, sus pies no pueden estar en casa” (Prov. 7:11).
Donde sea que el esposo juzgue mejor vivir, allí tiene la esposa que alegremente consentir vivir, aunque quizá por los amigos de ella o de él, sea incómodo para ella. Entonces…aquel que designa “amar a sus maridos” (Ti. 2:4) en el versículo que sigue le indica “ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada” (2:5). Porque aunque se pueden silenciar las palabras de una mujer buena, nunca se podrán silenciar sus buenas obras…

Pocos esposos hay tan malos que la discreción y el respeto de una esposa no los reformaría; y pocas esposas hay de tan mal genio, que la sabiduría y el afecto de un esposo no la mejoraría.

Tomado de “What Are the Duties of Husbands and Wives Towards Each Other?” (¿Cuáles son los deberes mutuos de esposos y esposas?) en Puritan Sermons (Sermones puritanos) 1659-1689, Being the Morning Exercises at Cripplegate (Siendo los ejercicios matutinos en Cripplegate), Tomo I, reimpreso por Richard Roberts, Publicadores. A su disposición en Chapel Library como folleto condensado.
__________________________________________________________________________________


Richard Steele (1629-1692): Predicador puritano y autor; reconocido como “un gran erudito, estudiante serio y predicador excelente”, autor de The Character of the Upright Man (El carácter del hombre justo) y otros. Nació en Bartholmley, Cheshire, Inglaterra.




---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Referencias


1. ↑ Publicado originalmente en http://graciayconocimiento.blogspot.com/

Fuente:


Puedes encontrar mas materiales para descargar en formato Pdf en la página del ministerio Chapel Library:

____________________________

martes, 6 de diciembre de 2016

Hombre: Cómo Tratas a tu Mujer?



Soldados de Jesucristo


“Y vosotros, maridos, igualmente, convivid de manera comprensiva con vuestras mujeres, como con un vaso más frágil, puesto que es mujer, dándole honor como a coheredera de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no sean estorbadas” (1 Pedro 3:7).


El pasado 25 de noviembre se celebró el “día internacional contra el maltrato a la mujer” más sonado de todos los tiempos. Unas estadísticas presentadas por la ONU afirman que alrededor de 70% de las mujeres sufren algún tipo de violencia en su vida y que 1 de cada 3 mujeres soporta violencia física o sexual de su pareja actualmente. Todas estas estadísticas no tienen en cuenta a aquellas que sufren de manera silenciosa esta pesadilla.






Como es de esperarse, la Biblia no guarda silencio ante el maltrato hacia la mujer. Un pecado aterrador se comete cuando el hombre es negligente con su papel de liderazgo en la iglesia y la familia, o cuando la mujer usurpa un lugar que no le corresponde. No obstante, otra caída fatal se comete cuando el hombre quiere ejecutar su liderazgo de forma tirana, áspera e injusta.

La Biblia no solo no es machista, sino que condena este tipo de comportamiento con consecuencias enérgicas, que todo hombre sensato debería atender diligentemente.

En la Primera Carta de Pedro, encontramos un fuerte llamado de atención a los hombres casados en cuanto al trato que deben procurar hacia sus mujeres. El pastor Alexander Strauch lo expresa de la siguiente manera al comentar sobre 1 Pedro 3:7:

“Nadie puede darse el lujo de que sus oraciones sean estorbadas, Dios se toma muy enserio el honor que le da un marido a su esposa… Un esposo no puede tratar a su esposa con dureza o ser negligente en el cuidado de ella y al mismo tiempo creer que es un hombre espiritual… Dios no responderá a un esposo hipócrita que ora de manera elocuente frente a la iglesia pero trata de manera cruel a su mujer en la casa”[1].


 

¡Hombre! Eres responsable del mandamiento


“Y vosotros, maridos, igualmente…”

Pedro está siendo enfático acerca de quién es el responsable de ejecutar el mandato. El hombre es el encargado de ser ejemplo en su hogar. El que una mujer sea tratada con respeto, honor y toda delicadeza es un compromiso primario del hombre. Un Padre de familia no solo es llamado a tratar con alta estima a su mujer, sino que inmediatamente se convierte en el patrón para sus hijos y otras personas externas a la familia.

Se demanda del padre de familia que moldee a sus hijos en el respeto hacia a su mama y otras mujeres, esto permitirá que el patrón de una familia cristiana ejemplar se trasmita de generación en generación (Efesios 6:4).

El hombre, además, es el garante de la defensa de su mujer. Cualquier ataque que reciba la amada, se convierte inmediatamente en un ataque propio. Este principio lo podemos ver claramente en la manera en que Jesucristo cuida de su novia, la Iglesia. Cuando el Señor confrontó a Saulo en el camino a Damasco (Hechos 9:4), sus palabras defensivas fueron claras y reveladoras: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?”.

En otras palabras, Jesucristo asume que un ataque hacia la iglesia es un ataque hacia Él mismo, y este mismo principio debe ser manifestado en la relación matrimonial (Efesios 5:25).  



¡Hombre! Debes ser sabio

 

“… convivid de manera comprensiva con vuestras mujeres…”

La traducción Reina-Valera de 1960 dice: “vivid con ellas sabiamente”.

Esta frase denota una actitud continua, día tras día, semana tras semana, año tras año. Es un mandato específico a convertirse en un esposo comprensivo, que conoce enteramente a su compañera de vida, un líder con verdadera sabiduría para vivir con ella.

La cabeza del hogar tiene el llamado a proveer para las necesidades de su esposa (Efesios 5:28-29), conocerla y guiarla con amor y servicio. Nunca con una actitud opresora, ya que el verdadero líder es primero un siervo (Mateo 20:26-27). Siempre y cuando no sea una actitud pecaminosa, el hombre debería mostrar preferencia a las necesidades de su esposa (Romanos 12:10).

En este aspecto también se debe hacer un llamado a la mujer, a responder de manera positiva al liderazgo de su marido y afirmarlo. Un matrimonio en armonía es aquel donde no reina el egoísmo, sino que el hombre busca servir a su mujer y la mujer retribuir amorosamente al liderazgo de su marido.



¡Hombre! Ella es un vaso más frágil


“… como con un vaso más frágil, puesto que es mujer, dándole honor…”

En el mundo grecorromano, los hombres no estaban llamados a cultivar una relación de compañerismo y ternura con sus esposas. Desde los gobernantes hasta la familia del común, el trato a la mujer era deplorable.  Así que, esta era una instrucción revolucionaria para los lectores de Pedro.
La idea de dar honor tiene relación con mostrar estima y valor a la mujer.

Agradecimiento por la labor que realiza, es la clase de honor que da el esposo y los hijos a su madre en Proverbios 31.
Las iglesias que escuchaban esta exhortación de Pedro estaban expuestas a la influencia de la cultura. Las esposas vivían vidas difíciles y había un pensamiento general que enseñaba que las mujeres eran inferiores. Sin embargo, el mandato de Dios es tratar a las mujeres como a vasos delicados y frágiles.
La condición de rudeza hacia la mujer es una actitud pagana y altamente pecaminosa.

Dios definitivamente no ve con ligereza la manera en que un hombre trata a su esposa o a las mujeres en general. Este no es solo un planteamiento de Pedro, Pablo afirma lo mismo en Colosenses 3:19.
Cuando Pedro dice que la mujer es “vaso frágil”, no está diciendo que la mujer es inferior en su carácter, o que es más débil intelectualmente, ni que es inferior al hombre en sentido espiritual u otro aspecto. Simplemente está recordando la realidad de que la mujer físicamente es más frágil y debe ser protegida en todo sentido.




¡Hombre! Ella es coheredera de la gracia de la vida


“… como a coheredera de la gracia de la vida…”

Comúnmente olvidamos la vida de Pedro y omitimos que él era un hombre casado. Jesús sanó a su suegra (Mat 8:14), y su esposa lo acompaño en su vida como misionero (1 Corintios 9:5). Cuenta la historia extra bíblica, por medio de Clemente de Alejandría, que Pedro la vio morir martirizada, pero lo recibió con gozo sabiendo que ella pronto estaría en su morada eterna recibiendo su herencia.
Pedro sabía que ella era una coheredera y le dijo antes de morir: “recuerda a nuestro Señor”. El apóstol sabía bien lo que es estar casado e instruye a los hermanos en cómo tratar a sus esposas, ya que sabía que esto era un elemento crucial en la vida de la iglesia.

Pedro presenta una perspectiva teológica importante acerca del papel del hombre y la mujer. Él reconoce que la mujer es diferente al hombre. Sin embargo, ambos tienen una relación complementaria, donde cada uno debe cumplir con el rol asignado por Dios y tienen el mismo valor ante Él.

Una esposa cristiana no solo es coheredera de las bendiciones del matrimonio y de la vida, sino que además tiene todos los privilegios y bendiciones de ser una hija de Dios.

De aquí en adelante, todo hombre cristiano debe rechazar cualquier actitud de burla hacia las mujeres, jamás hacerlas sentir torpes, inferiores o tratarlas como si fueran objetos. Nunca debes forzar a tu esposa a hacer algo degradante o humillante para ella. Nunca debes convertirte en alguien que la lleva pecar.

Las palabras penetrantes del pastor puritano William Gouge, dichas en 1575, siguen siendo punzantes para nuestros días:

“Hay hombres que ejercen al máximo su autoridad, y no ceden nada a sus esposas como si fueran inferiores. Estos son: los que nunca están conformes ni satisfechos con lo que la esposa haga, sino que son siempre más y más exigentes… Otros sujetan a sus esposas como si fueran niñas pequeñas o sirvientas, impidiéndoles hacer nada”.




¡Hombre! Tendrás consecuencias

 

“… para que vuestras oraciones no sean estorbadas”.


Acá el mensaje es fuerte pero fácil de entender: no puedes creer que tienes una vida espiritual saludable, si tu matrimonio no está marchando bien y lo que lo caracteriza es el pecado.
Si este es tu caso, la única oración que Dios escuchará con agrado en tu vida, es una oración de arrepentimiento genuino (Salmos 66:18, Juan 9:31). El maltrato a la mujer no es un tema irrelevante para Dios, y bien haríamos como hombres en cumplir el mandato explícito de Dios en este sentido. Hermanos, tratemos bien a nuestras esposas en amor.





[1]          Alexander Strauch, Men and Women, Equal Yet Different: A Brief Study of the Biblical Passages on Gender (Lewis & Roth Publishers, 1999), p. 50.




Fuente:  http://sdejesucristo.org/hombre-tratas-mujer/



________________________

sábado, 3 de diciembre de 2016

ARMINIANISMO COMO HEREJÍA...



MCeI


Obviamente que quien es arminiano no lo reconocerá de esa manera, tampoco sabrá mucho sobre quien fue Jacobo Arminio... se remiten en general a decir simplemente que son "bíblicos", sin saber también que en lo que creen fue sacado de contexto, y solo repiten como loros, sin cuestionarse NADA ...

ARMINIANISMO - DISPENSACIONALISMO -RAPTO PRETRIBULACIONISTA...






"La tendencia del Arminianismo es hacia el legalismo; no hay nada más que legalismo en su raíz. ¿No veis que esto es puro legalismo – hacer depender nuestra salvación de nuestras obras -, que esto es hacer que nuestra vida eterna dependa de algo que nosotros hacemos?. No, la doctrina de la justificación, como la predica un arminiano, no es nada más que la doctrina de la salvación por las obras".

-Charles H. Spurgeon-



_______________________



Notas relacionadas:



EL ARMINIANISMO Y LOS JESUITAS





EL ERROR ARMINIANO RESPECTO DE LA EXPIACIÓN DE CRISTO

 

 

_______________________

viernes, 2 de diciembre de 2016

CASH LUNA Y SU CATOLICISMO; MAS CLARO -IMPOSIBLE- (confesado públicamente)...



Satánico Cash Luna

"CASH LUNA CONFIESA SU AMOR A LA IGLESIA CATÓLICA"











_____________________________


AyA


Se viene una unión entre católicos y "protestantes" que perseguirán ferozmente a los verdaderos creyentes (hasta asesinar a muchos de ellos, no lo harán directamente, pero serán una importante herramienta)... 



_____________________________

martes, 29 de noviembre de 2016

LOS JESUITAS CONSTRUYENDO LA EDUCACIÓN GNÓSTICA DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL... "EL NUEVO PARADIGMA"...

Sugerimos que cuando lea una nota de este blog (sea subida de otro sitio o escrita por nosotros) ponga en práctica el consejo de San Pablo dado a los tesalonicenses que presentamos a continuación: 1Tesalonicenses 5:21 Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente , retened lo bueno; 5:22 absteneos de toda forma de mal. 
_____________________________


MH 


Los Jesuitas ya quieren comenzar a enseñarles la nueva era gnóstica a nuestros niños y niñas para entrenarlos a ser ciudadanos del Nuevo Orden Mundial y Religión Mundial predicha en el Apocalipsis.

Para esto, para enseñar gradualmente la Gnosis Universal, los Jesuitas, los peores dictadores del mundo, los máximos violadores, torturadores, y opresores de la infancia, usarán un método que no es suyo, el mejor método de educación conocida: la Nova Scola, un método libre y creativo.

Y los padres del mundo no solo los dejarán hacerlo, no solo entregarán a sus hijos al fuego destructor de los Jesuitas, sino que los ayudarán y hasta irán y arrastraran a muchos con ellos.

Porque la humanidad es ciega, y suicida.





"Transformar la Educación es Posible: La Experiencia de Jesuitas Educación” 








Fuente: https://www.facebook.com/hermano.maxi?hc_ref=NEWSFEED&fref=nf








_____________________________
¿Está usted afirmado sobre la Roca de la Salvación? Jesucristo: Dios con nosotros, quien vino a morir por nuestros pecados y nuestra maldad; quien resucitó al tercer día y vuelve en breve según su inquebrantable promesa. Isaías 55:6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.Isa 55:7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

viernes, 25 de noviembre de 2016

ALGUNAS GRANDES MENTIRAS QUE CREEN ALGUNOS CRISTIANOS



Efrain Gómez


1.- "Israel el reloj profético de Dios": Falso, la historia de La Biblia, así como los sucesos proféticos pasados y futuros giran en torno a Cristo y hacia El, el papel de Israel solo fue determinante hasta el nacimiento del Mesías.





 
2.- "No toque al ungido": Falso, cuando La Biblia se refiere a no tocar al ungido, era una instrucción de no tocar físicamente al rey Saúl, lo cual David nunca se atrevió a hacer y lo encomendó a Dios. Si el "ungido" de su iglesia dice aberraciones anti Bíblicas, está usted facultado por propia Biblia para rebatir y refutar al "ungido intocable".

3.- El rapto secreto: enseñanza falsa: Bíblica e históricamente la Iglesia ha esperado una segunda venida de Cristo, no tres, y menos parcial y secreta, la segunda venida de Cristo será un evento público y mundial (Ap.1:7, Mt. 24:30). La idea del "rapto secreto" es una mala interpretación de 1 Cor.15: 51-52, y de 1de Tes. además de una supuesta revelación que tuvo una niña en el siglo XIX.

4.- "Pactar con Dios" : Idea falsa, Dios no necesita tu dinero para bendecirte, a Dios no se compra con grandes ofrendas, a Dios se le pide con humildad y reverencia, no con ofrendas. Desde Adán hasta Cristo, fue Dios quién hizo pacto, pero no en sentido de dinero, sino en sentido de salvación. Esto no excluye que Dios efectivamente bendiga la obra de tus manos, pues es misericordioso, pero no es ese el tema central de la Biblia, pues si el dinero fuese tema central en la Escritura, Cristo hubiese venido a hacernos empresarios, inversores y negociantes.

5.- "Danzas, banderas, gritos de júbilo en el culto": Formas de manipulación psicológica y emocional que quitan del centro a Cristo, a la Biblia, promoviendo una "distracción ungida" y la exaltación del ego de las danzarinas y músicos. No quiere decir que no nos emocionemos ni nos gocemos en la presencia de Dios, pero también hay que ser ordenados y reverentes, pues Dios no necesita ser ayudado por nadie.

6.- "Atar y desatar": Este texto nada tiene que ver con amarrar al diablo el domingo, para que él se desate el lunes y tiente hasta el sábado, tiene que ver con la disciplina y la instrucción apostólica respaldada por Dios en el cielo. No merece mayor explicación.

7.- "La mucha letra mata" : Claro que mata... mata la ignorancia. Dios nunca nos quita la razón y el sentido común, no deje que le quiten el dinero no dejándole que usted piense y lea las Escrituras. Si los hermanos de Berea fueron capaces de examinar escrituralmente al gran apóstol Pablo ¿cuánto más nosotros no examinaremos las enseñanzas de estos supuestos maestros modernos?.

8.- " el Espíritu Santo es un caballero que no hace nada que no le dejes": Falso también, Dios es soberano y hasta el más grande de los ateos no se escapa de su voluntad, ¿acaso Juan, Pedro, Mateo y Pablo decidieron seguir a Cristo, o mejor dicho, Cristo les pidió permiso? Claro que no, pues Jesucristo les llamó directamente sin consultar su voluntad porque "He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía;..."
Ezequiel 18:4.

9. - La revelación de Dios en Su Palabra [Biblia] es una materia ambigua; o una revelación confusa para prevenir al ser humano de descubrir la verdad, por tanto, es imposible de determinar con certeza cuál es el sistema correcto y cual no, dando lugar a que no puede existir un solo sistema válido de teología consistente con la Evidencia Bíblica, ocasionando así un anti-intelectualismo, relativismo, o misticismo en el tratamiento de materias teológicas.




Fuente: https://www.facebook.com/efraineberth.marianogomez/posts/1353616708047135



__________________________________

martes, 22 de noviembre de 2016

SIETE PRINCIPALES ERRORES DE LA BIBLIA DE REFERENCIA SCOFIELD



Gracia Eficaz


SE PUEDEN ENUMERAR DE LA SIGUIENTE MANERA: 

1. Dispensacionalismo.
2. Antinomianismo.
3. Ideas falsas sobre el anticristo.
4. El “rapto secreto.”
5. El regreso de los judíos a Jerusalén.
6. Falsas enseñanzas con respecto al reino.
7. Falsa esperanza de una segunda oportunidad. 






1. SIGNIFICADO DE DISPENSACIONALISMO. 

En la Biblia la palabra “dispensación” jamás se refiere a un período de tiempo. Invariablemente su significado es “una mayordomía,” “el acto de dispensar,” “una administración.” Lea los cuatro textos del Nuevo Testamento donde aparece la palabra “dispensación”: 1Co. 9:17; Ef. 1:10; 3:2; y Col. 1:25. La traducción Weymouth de 1Co 9:17 se lee: “Sin embargo, se me ha confiado una administración.”

El plan de las edades es una plan centrado en el evangelio. Los tratos de Dios con el hombre han sido siempre los mismos. Los fieles Abel, Enoc, Abraham y Moisés fueron todos “salvos por gracia.” Sus vidas se distinguieron por la obediencia a los mandamientos de Dios. Por “fe,” obedecieron. De modo que hoy, la iglesia remanente de Dios es una iglesia que guarda los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.


2. EL ERROR ANTINOMIANO. 

Dice la Biblia Scofield, “La ley es un ministerio de condenación, muerte y de maldición divina.” (Ver la nota sobre Gálatas 3:24.) Pero su Biblia y la mía dice que la “ley es santa, y el mandamiento santo, y justo, y bueno.” Pablo exclama tres veces “En ninguna manera” mientras advierte del error del antinomianismo (Rom 3:31; Gál 3:21; Rom 7:7).

Cuando el Espíritu Santo declara que “la ley del Señor es perfecta, que convierte el alma,” ¿cómo osa alguno a llamarla un “ministerio de condenación”? Dice el Sr. Mauro: “Es aquí donde algunos de los errores más serios del dispensacionalismo quedan claramente a la luz; pues los entredichos que los maestros de ese sistema echan sobre la santa ley de Dios constituyen en su totalidad una completa y mala representación de la misma.”


3. IDEAS FALSAS SOBRE EL ANTICRISTO. 

El dispensacionalista ha invertido la posición histórica Protestante con respecto al anticristo, y está enseñando el error que fue inventado por los doctores de la Iglesia Católica con el propósito de combatir la Reforma. El Protestantismo señaló el dedo de la profecía en el papado; pero Roma declaró que el anticristo era un hombre que aún habría de venir quien gobernaría por tres años y medio en un período futuro de “tribulación.” Los dispensacionalistas son los proponentes de este error papal.


4. LA FALACIA DEL “RAPTO SECRETO.” 

La enseñanza con respecto al “rapto secreto,” o la toma silenciosa de la iglesia antes del tiempo de conflicto, es un error de lo más serio. Note bien la secuencia de eventos en los versículos 30 y 31 de Mateo 24. La reunión de los elegidos (v. 31) sigue a la venida de Cristo en gloria y poder (v. 30). No sea inducido al error por el uso falso de las palabras “parousia” y “apokalupsis.” La misma palabra traducida “venida” en Mat 24:27 y 1Tes 4:15 es la palabra griega “parousia.” “Relámpago,” “voz,” “grito” son palabras que describen la “parousia.”


5. LA ILUSIÓN DEL RETORNO DE LOS JUDÍOS.

La esperanza ilusoria de la restauración de la nación judía en Jerusalén está destinada a atraer a millones al desierto de la destrucción. Las promesas a la nación judía estaban todas condicionadas a la obediencia. Dios hizo todo lo que podía hacer por los judíos al enviarles Sus profetas y finalmente a Su Hijo. Él no desechó a Su pueblo.

 Las mismas primeras iglesias cristianas en los tiempos apostólicos estaban conformadas casi totalmente de judíos. El Israel de Dios, a quien son hechas las promesas, es el Israel espiritual. A Abraham y su simiente les pertenecen las promesas. “Si vosotros sois de Cristo, entonces sois simiente de Abraham, y herederos conforme a la promesa.” Lea Rom 4:13; 9:6-8; Rom 4:8-12; Gál 3:7-9. Luego lea Os. 13:9-14, y otras profecías del Antiguo Testamento, para ver que la esperanza de las edades para Israel era por medio de la resurrección de entre los muertos.


6. LA POSPOSICIÓN DEL REINO. 

Note que cien veces el Señor Jesús se refirió al reino; solamente dos veces a la iglesia. Su mensaje fue un mensaje del reino. “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mat 3:2) fue el mensaje de Juan el Bautista. También fue la carga de Jesús, de los doce, y de los setenta que fueron enviados como ministros de Jesús (Mat 4:17; 10:7; Luc 10:9).

La puerta de entrada al reino no es a través de herencia racial, sino por el nuevo nacimiento (Jn 3:3, 5). La ciudadanía en el reino de la gracia les pertenece a los gentiles lo mismo que a los judíos (Ef. 2:19). Incluso ahora somos trasladados al reino de la gracia (Col 1:13). En la segunda venida los santos entran al reino de gloria (Dn7:27). La Biblia Scofield, añadiendo error al error, pospone el “reino” a una edad por venir y lo convierte en una posesión de los judíos naturales.


7. LA HEREJÍA DE LA “SEGUNDA OPORTUNIDAD.” 

Si un error pudiese ser más grande que otro, entonces la doctrina de una oportunidad más favorable para salvación durante el milenio es el más grande de todos. “Mirad, ahora es el tiempo aceptable.” El mundo está teniendo ahora su “segunda oportunidad.” Más allá de la tumba no hay esperanza de salvación (Isaías 38:18). Antes de la segunda venida de Cristo, la hora de prueba se habrá cerrado por la eternidad (Mat 13:38 43; 25:31-46; Apo. 22:11, 12). Verdaderamente, la herejía de una “segunda oportunidad” es la cúspide del error. Muchos no son conscientes de la magnitud del error del dispensacionalismo moderno. Y tampoco se dan cuenta de cuán diseminada está la influencia de la Biblia de Referencia Scofield.

Muchos maestros de la verdad no están alertas a la tendencia de los tiempos en el mundo religioso. Se deben enfrentar nuevos asuntos. Se deben exponer nuevos errores. Algunos de estos errores son tan antiguos como el pecado, pero vestidos con nuevos atuendos. Este vestuario prestado del “Fundamentalismo” se debe arrancar de la forma oscura del error dispensacional. La Biblia de Scofield debe ser desenmascarada por lo que es un árbol del conocimiento del bien y el mal, con el bien como las palabras de la Escritura; el mal, las notas heréticas de C. I. Scofield. Hay miles de cristianos fervientes quienes, como Philip Mauro, pueden ser salvados del error si se les lleva la verdad a sus corazones.



Fuente:  https://www.facebook.com/profile.php?id=100011312536252&fref=nf



_______________________________

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...